13 de fev de 2012

L'Sporting ta en trata con Javier Clemente

Tres la llegada allá pelos años 90 del gran Julito Salinas a la capital de la Costa Verde, agora tóca-y el turnu al grande, al inimitable, al auténticu Javier Clemente.

Y cuidadín con él, porque asina llegó'l cántabru, qu'hasta servidor s'emocionó cuando lu mandaron a la putu paru.

Javier Clemente. A min yá me tocara velu na selección española, cuando la cosa empezó entornar.

Futbolísticamente soi de la xeneración que vió nel codazu de Tassotti a Lucho como L'Azzurra-y partía les ñaples a La Furia. Y como Julito Salinas nun facía lo que Baggio (Roberto), énte la hora la verdá. Qué bono, llueu Italia falló nos penales contra'l Brasil por aciu de Baggio, pero eso yá ye otru cantar.

Foi esa selección española con ocho centrales, esi equipu de brenga pero ensin toque, ú primaba la fuercia énte l técnica, con una táctica a la inglesa, pero con valor y llucha, qu'al final nun ganó nada y decepcionó más qu'otra cosa. Llueo a Clemente vímoslu nel Betis, Real Sociedad, Athletic Club, Tenerife... etc, etc. Ya nun fizo nada reseñable.

Pa min que la so concepción de fútbol, los sos plantegamientos, son d'otra dómina; ési fútbol valdría pa los años 70, pero agora...

Pues pal Sporting seique non. O eso o que nun había otru entrenador disponible.

Porque foi pena lo de Michel. Qué boques falen que nun se llevaba mui bien con Clemente. Marcelino, el de Villaviciosa, el qu'entrenara al Sevilla yera bona opción, bon entrenador y asturianu.

Pero va venir Clemente, un entrenador que siempre-y prestó l'Sporting.

Pa min Clemente ye la meyor opción cara l'añu prósimu heba derbi na Segunda División. Yo yá falé: La mio opción sedría Marcelino. Agora, que faigan lo que quieran.

Um comentário:

  1. Primero la directiva despide ente llárimes a Preciado como'l que se despide d'un fíu del alma. Dempués confirma a Tejada pa lo que queda de temporada. Hai poques hores dexa al Tiuya ensin entrendador llevándo-y a Abelardo pa facer de segundu. Y, al final, fichen a Clemente. Como moxiganga pal antroxu que s'acerca nun tienen preciu.

    ResponderExcluir