3 de ago de 2011

Siguimos cola bandera

Cosas verás, amigo Sancho...

Yía cousa sintomática ya, dafeichu simbólica, que'l nuesu seleicionador de fútbol sub-19 quite una bandera asturiana a un xugador ya deixe outra col Toru d'Osborne a outru que vei recoyer nun séi qué troféu ¿dalgo asina cumo al mayor goleador del tornéu?

L'asturiana yía una bandera reconocida llegalmente, nel nuesu estatutu. Representa unos valores. Nun yía yá que represente un pueblu, una cultura, una llingua...etc, non eso a min dame igual: Tódalas banderas faen lo miesmo.

La nuesa representa, cumo yá digo, unos valores. Miesmu nel nuesu escudu asturianu, harmanu ensembre de l'asturina, hai una inscripción, unas lletras que son toda una declaración de principios que, vertíu al asturianu dende'l llatín, dicen: "Con esti signu deféndese al piadosu, con esti signu véncese al enemigu".

Fou la nuesa una bandera revolucionaria. Xuntóu a tol pueblu. Yá lo feixera la Cruz de la Victoria, que yía un poucu'l símbolu d'áu vien la nuesa bandera. La Cruz de la Victoria, que yía un símbolu del pequenu Reinu Asturianu, esi estáu medieval asitiáu nuna península ibérica musulmana, fía de Damasco, norte d'África ya Arabia, ya en plena espansión imperialista, contra'l pequenu Reinu Européu, cristianu, de falar llatín ya, anque asitiáu nuna península moura (polo menos daquella) fíu dafeichu de la Europa Cristiana, harmanu d'Alemania, Isllas Británicas, Francia, Italia, Bizancio....

Poro, la Cruz de la Victoria (ya de los Ánxeles) son más que símbolos cristianos. Son toda una declaración d'intenciones. Ya a min que me rexistren, pero los cazurronos dícenlo: "El asturiano loco, vano, y mal cristiano"; sí, pero puede ser, pero non, a nós la Cruz delátanos.

Quier dicise, nun somos el Vaticanu. De xuru que somos el país de la Península Ibérica d'idegas más llaizantes, ya inclusive'l que meyor acoyéu la Reforma. Ya de xuru meyor, si-y dieran permisu dende la Corte Madril.

Pero non. La Cruz de la Victoria primeiru, ya dempués l'Asturina fonon símbolos revolucionarios. Derrompienon colo qu'había ehí. Ya marcan el nuesu orixe. Cumo indicadores d'áu venimos, d'áu somos.

La bandera que defende al piadosu, ya cute al nuesu enemigu. La bandera que Franco nin los facistas poudienon ver. Cumo'l nuesu Himnu. Tampouco, por más que glayanon que yera un cantar de borrachos. Pero pánicu-ys entraba, ya tien la sua lletra, pero nun conozo cantares tan antifacistas, por más que tengan una lletra tan poco política: ¿Xubir a un árbol? ¿Coyer una flor? ¿Da-yla a la mia morena? Pero por favor...

Tamién dende'l Xacobinismu más kitch fálase de la bandera de la Cruz. Un símbolu catolicón. Pero non, nun lo yía. Ya sábenlo bien. Franco -que yera catolicón- nun se garraba a la nuesa bandera: porque la nuesa yía outra cousa. Yía la miesma que sirvíu al Reinu pa lluchar contra los califas mouros, la que nos arimaba a los pueblos del norte. La miesma qu'usóu la Xunta Xeneral contra los invasores, que dicían: "cuidáu, nós somos un país pequenu, pero cola nuesa tradición ya identidá, ya parllamentariu: eiquí hai un ciertu orde, ya nun vei ser tan fácil entrar polas armas". La miesma que nos años trenta del sieglu pasáu ya durante tol franquismu déu dolores de cabeza a dalgunos. La miesma que reivindicóu la democracia n'Asturias.

Ya la que, por supuesto, s'opón siempre delantre de la bandera española col águila franquista. Poro, nun yía raru que'l seleicionador se puenga histéricu énte la bandera asturiana pero permita a Arizmendi (en sou día) portar una bandera falanxista. Nin a Morata, la bandera de la España Cañí, col Toru Prietu...

Esas dúas banderas son tolo contrariu. Toi seguru que si un xugador entrara cola bandera de la II República-yla quitaba tamién. Pero non una col Águila Facista. Por supuestu, la nuesa, bono yá lo vistis.

Pero ta bien saber un pouco más de la nuesa bandera asturiana...

Nenhum comentário:

Postar um comentário